El PNUD apoya a los países en la integración de los ODS

¿Por qué es importante la integración de los ODS?

Desde la crisis climática y las pandemias hasta aumento de las desigualdades y los conflictos prolongados, existen desafíos que no pueden enfrentarse en soledad. Las respuestas de los países y las soluciones que desarrollan deben estar integradas.

Por su naturaleza indivisible, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que abarcan las dimensiones sociales, económicas y ambientales del desarrollo, reflejan esta realidad. Los ODS deben implementarse de manera integrada para ayudar a los países a enfrentarse a complejos desafíos y sentar las bases para un futuro más sostenible.

¿Qué es la integración de los ODS?

Con poco más de una década para llegar a 2030, el mundo necesita soluciones y formas nuevas de pensar, trabajar, establecer asociaciones y financiarse, a fin de explorar nuevos territorios del desarrollo.

Es por eso que el PNUD está centrado en la integración de los ODS, un enfoque de desarrollo abocado a los sistemas —no solamente los sectores temáticos— a través del cual se busca dar respuesta a todos los aspectos de los desafíos complejos, incluidas sus causas profundas y la cadena de efectos que tienen sobre las economías, las sociedades y los ecosistemas naturales.

Nuestros socios

El PNUD es parte del Sistema de las Naciones Unidas para el Desarrollo (SNUD) y trabaja con los coordinadores residentes y como parte de los equipos de las Naciones Unidas en los países para ayudarlos a alcanzar las metas de la Agenda 2030. Nuestra capacidad de trabajar en el espectro completo de los ODS, incluidos los aspectos relativos a las políticas y los programas, los datos y las tareas de análisis, la financiación y la innovación, ayuda al SNUD a aplicar un enfoque integrado y multidimensional respecto de los ODS.

Para actuar de forma integrada, es imprescindible aprovechar la creatividad y los conocimientos de toda la sociedad. El PNUD trabaja con los gobiernos nacionales y subnacionales, las comunidades, la sociedad civil, el mundo académico y el sector privado para diseñar soluciones sostenibles que satisfagan las necesidades cotidianas de las personas.