Blog

DRIVING SYSTEMS CHANGE TO STOP PLASTIC POLLUTION

An integrated approach makes sure plastics never become waste

Es difícil imaginar un mundo sin plásticos, un material singular que desempeña una función clave en preservar la calidad, la inocuidad y la seguridad de los alimentos. Los plásticos no solo son convenientes y baratos de producir, sino que también son una parte integral de la producción, la distribución y el comercio mundiales. 

Por otro lado, todos los años 8 millones de toneladas de plásticos terminan en los océanos, y un 50 % de los plásticos que se producen anualmente son para un único uso. 

Desechos plásticos en el Parque Nacional Banc D'Arguin (Mauritania). Foto: PNUD/Freya Morales

Lo que queda claro es una cosa: tomando en cuenta las previsiones de que entre 2020 y 2050 la demanda mundial de plásticos se multiplicará por cuatro, no existe una solución única para enfrentar este complejo desafío. De cara al futuro, se necesitarán soluciones integradas que puedan aplicarse a sistemas completos compuestos por dimensiones económicas, sociales y ambientales interrelacionadas. Las respuestas sostenibles podrían incluir proyectos de investigación y desarrollo sobre materiales alternativos, un cambio en los patrones y las mentalidades de consumo, reformas en la gestión de los desechos, nuevas tecnologías de reciclaje y, en última instancia, nuevos modelos de crecimiento. 

Ásia y más allá

Casi la mitad de la producción mundial de plásticos proviene de Asia, y la región genera más del 80 % de la contaminación oceánica con plásticos. La “epidemia” de desechos y su (mala) gestión están en el epicentro de un creciente clamor público que ha llevado a prohibir en toda la región las importaciones de desechos reciclables y de los plásticos de un único uso

El 80 % de la contaminación con plástico en los océanos proviene de Asia. Foto: PNUD Tuvalu/Aurélia Rusek

¿Podría esta situación ofrecerle a Asia la oportunidad de transformarse en un semillero de innovación y en un ejemplo a seguir en otras partes del mundo? Una asociación única entre el PNUD y la iniciativa Alberta CoLab, de Canadá, analizará esta cuestión para determinar en qué medida un enfoque integrado podría ser útil para enfrentar el problema de los desechos plásticos y lograr avances en todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Un aspecto clave de esta labor es desterrar dos mitos sobre la gestión de los desechos plásticos: 

MITO 1: UNA SOLUCIÓN “MÁGICA” PODRÍAN SOLUCIONAR UN PROBLEMA COMPLEJO 

En general, la presión política para actuar produce soluciones que abordan una única dimensión del problema. Valerse de conocimientos profundos sobre la conducta para alejar a los consumidores del plástico, pedir a los ciudadanos que denuncien la existencia de vertederos ilegales, establecer bancos para desechos y promover las innovaciones tecnológicas emergentes son algunos ejemplos. Si bien estas medidas pueden tener diversos grados de éxito, se trata de intervenciones independientes y desconectadas que buscan resolver un problema complejo sin dar demasiada consideración a las consecuencias imprevistas o las soluciones sistemáticas. 

Las asociaciones de recicladores contribuyen a ecologizar las economías. Foto: PNUD Perú/Omar Lucas

MITO 2: LA CONTAMINACIÓN PLÁSTICA EN UN PROBLEMA DE ASIA 


Los principales exportadores de plástico deben considerar su papel y sus responsabilidades en lo referido a limpiar la contaminación plástica que inunda a Asia. Por ejemplo, alrededor del 12 % de los desechos plásticos del Canadá se envían desde América del Norte a otras regiones del mundo para “reciclarlos”. La mayoría de esos plásticos se envían a Asia Sudoriental, que no cuenta con la infraestructura adecuada para la gestión de desechos, y donde los productos reciclables se incineran o se tiran en vertederos. Muchos países, entre ellos China, han dejado de aceptar las importaciones de desechos. Este tipo de medidas entrañan riesgos —y ofrecen oportunidades— para las empresas internacionales en el sector de los plásticos, que desempeñan un papel clave en transformar la manera en que producimos y usamos este material. También dejan claro que se trata de un desafío interrelacionado: la contaminación con plásticos no es un problema aislado que pueda circunscribirse a un país o un sector de la sociedad


LAS FILIPINAS, LAS MALDIVAS, SRI LANKA Y VIET NAM


Es por eso que en el Centro Regional de Innovación del PNUD en Asia y el Pacífico, en cooperación con Alberta CoLab, de Canadá, estamos evaluando qué se necesitaría para diseñar un sistema en que los plásticos nunca se vuelvan un desecho. Lo hacemos sobre la base de los principios de diseño sistémico. Esto implica definir con precisión el desafío y las necesidades de las partes interesadas, establecer una visión sobre el tipo de futuro que queremos alcanzar, diseñar una cartera de posibles soluciones con expertos de diversas procedencias, y ponerlas a prueba en las Filipinas, las Maldivas, Sri Lanka y Viet Nam. 


En las tareas de diseño sistémico se recurre a la experiencia de profesionales de diversas procedencias.Foto: PNUD Asia y el Pacífico

El sistema se basará en las estrategias de la economía circular, de forma tal que el plástico fluya constantemente en un circuito cerrado sin perder su valor, en lugar de usarse apenas una vez. Simultáneamente, se pondrá en marcha una iniciativa de investigación sobre la economía circular en Alberta para evitar la trampa de la “solución mágica” y fomentar una comprensión más profunda e integrada de cómo interactúan entre sí los sistemas locales e internacionales. 

Considerar el desafío que enfrenta Asia desde una perspectiva mundial permite explorar las etapas inicial (generación de desechos) y final (importaciones de productos reciclables) de la cadena de valor del plástico, e impulsar los cambios necesarios. Se aplicará un proceso de justificación en varias ubicaciones a fin de definir patrones y ajustar nuestro diseño según proceda. 


Las cuatro etapas para enfrentar el desafío que entrañan los plásticos. Foto: PNUD/Shumin Liu

-----
Texto: 
Alex Oprunenco, Especialista en Innovación Regional en el PNUD 
Twitter: @AlexOprunenco @UNDPasiapac @SDGintegration

Con agradecimiento a Keren Perla, Directora, Transición Energética e Innovación en Políticas (Alberta CoLab).